Programa 12 de diciembre. Empresa animal

Este lunes, día 12, nuestros pequeños sabios volvieron a tomar el programa y entrevistaron a Marino Martínez, gerente de Marino Canis, que comenzó a trabajar en los años 80 con los perros guía, impulsando lo que tiempo después sería la escuela de la Fundación ONCE; Sara García, adiestradora y voluntaria de ACUNR (Animales con un nuevo rumbo) y Gonzalo Giner, veterinario y escritor. Todo un programa dedicado a la actividad empresarial en torno al mundo de las empresas y protectoras de animales. De hecho el estudio, aparte de contar con nuestro joven equipo, tuvo como invitados a unos amigos muy especiales: el galgo, Sus, y la gatita Lili que pertenecen a la protectora de animales Perrigatos, y Mushu, una perrita de ACUNR.

Suki Otero e Iker Sevilla, junto a María de la Serna, experta en protocolo y colaboradora habitual del programa, entrevistaron a Marino Martínez para profundizar más en la labor del instructor de perros guía. Otero y Sevilla quisieron saber qué tipo de formación se necesita para trabajar con este tipo de canes, “si estamos hablando del perro guía para ciegos, en concreto, se necesita una formación bastante importante. Una persona que vaya a ejercer esto tiene que saber muy bien, de una forma muy clara lo que es un ciego y qué necesidades tiene para poder plasmarlo en el trabajo para poder trabajar con los perros. Y luego a nivel de instrucción es bastante importante y especializado.” comentó Marino Sánchez.

También explicó que en el caso de los perros utilizados en terapias generales, por ejemplo, los que se emplean para pacientes con Alzeimer, “lo que hay que hacer es formar parte de equipos multidisciplinares” afirmó el invitado.

En cuanto a lo relacionado con el entrenamiento de este tipo de animales contó que hay que ir conociéndolos desde que son cachorros, se tiene cierto entrenamiento y de esto, “se pasa a la instrucción a través que vaya llevándoles a lo que va a necesitar el ciego y luego seleccionando el ciego indicado que va a llevar ese perro”, manifestó Sánchez.

Maria de la Serna intervino en esta parte preguntando si no habría que educar a las personas, desde pequeñas, a cómo tratar con perros, o animales en general, a lo que el invitado respondió que “eso es la madre del cordero. En ningún trabajo que pretende ser completo puede hablar solo de perros, tiene que hablar de la realidad de las personas que viven con los perros y luego todo eso hay que cohesionarlo adecuadamente.”

Por su parte el abogado Sergio Aguilar, también colaborador de Mañana es hoy, hizo un pequeño repaso de las leyes que giran en torno al reino animal, “recientemente ha habido una evolución legislativa en este ámbito, y es que desde el 1 de julio de 2015 entró en vigor En España una reforma que regula el tipo delictivo del maltrato animal en el artículo 337 del Código Penal.” explicó el letrado, y enumeró alguno de estos tipos tales como, el abandono de animales, explotación sexual de los mismos…

Otero y Sevilla acabaron con una ronda de preguntas cortas al interventor para que le pudiéramos conocer un poco más. Así descubrimos que a Marino Sánchez los animales le evocan amor, no tiene ninguna raza favorita porque no considera este un factor importante y entre el campo y la ciudad se queda con, “el campciudad, es que en el campo se desarrollan unas cosas buenas y en la ciudad también y no renuncio a nada” afirmó entre risas.

A continuación Mario Rodriguez y Lucas Pazo compartieron mesa con nuestros networkers habituales, Ángel Calvo y José López. Todos reunidos charlaron con Sara Garcia Quiroga, una joven adiestradora de perros y voluntaria de ACUNR, Animales con un nuevo rumbo, ubicada en el término municipal de Arganda del Rey en Madrid.

La adiestradora expresó alguna de los aspectos prioritarios cuando llega un perro, “en principio que su estado de salud sea favorable e intentar que salga adelante. Que el perro al final pueda tener una buena vida, después de todo el trabajo de los voluntarios.” Mario Rodríguez preguntó a la entrevistada sobre el proceso de adopción, a lo que García contestó que, “lo primero que se hace es un cuestionario previo y una vez que se ha hecho se realiza una visita previa al hogar donde va a vivir el perro y se procede a firmar el contrato de adopción. Luego hay un seguimiento par comprobar que el animal este en buenas condiciones”.

Por otro lado, Lucas Pazo se interesó por saber qué se podría hacer para adoptar más animales y la adiestradora afirmó que, “concienciar a la gente de que un perro adoptado puede aportarte lo mismo que un perro comprado o incluso más, eso lo más importante”.

En cuanto a lo que podría competer al networking en un contexto así, José Lopez explicó por qué considera que podría realizarse también esta actividad en un ámbito como el de las protectoras, “si partimos de la base de que el networking es hacer relaciones personales, evidentemente se puede hacer en cualquier sitio y en un sitio que, además, la gente que se reúne comparte intereses o criterios u opiniones, evidentemente es mucho más favorable”.

A su vez, Ángel Calvo se interesó por el tipo de eventos que ACUNR llevaba a cabo a lo largo del año, “hacemos bastantes por todo madrid para dar a conocer a la asociación y a nuestros perros, y charlas de voluntarios todos los meses para quien quiera echar una mano, conocer el albergue…” declaró la adiestradora.

En la última parte de este especial, contamos con Gonzalo Giner, veterinario desde hace tres décadas y escritor de éxito, autor de El jinete del silencio, El sanador de caballos y Pacto de lealtad, su última novela hasta la fecha. En esta ocasión fueron Hector Arriaza e Ismael Rodriguez los que tomaron las riendas para que pudiéramos conocer un poco más al autor.

Giner declaró que “definitivamente prefiero ser veterinario antes que escritor, entre otras cosas porque mi vocación primera es ser veterinario. Llevo 30 años ejerciendo la profesión más bonita del mundo, y por otro lado la literatura me lleva menos tiempo. Llevo 10 o 12 años escribiendo. Me gusta muchísimo trabajar y relacionarme todos los días con animales y no quiero renunciar a ello”.

Rodríguez quiso saber para qué sirve la “equinoterapia”, una terapia que usa a los caballos como mediadores y se produce entre este animal y una persona con algún tipo de limitación. Este tipo de ayudas, tal y como explicó Giner, tiene una explicación técnica que ejemplificó de la siguiente manera, “es conocido que el autista tiene a nivel cerebral o en el sistema nervioso periférico un síndrome de híper excitación, es decir, tiene más sensible lo que es la parte del cuerpo. Cuando uno se sienta en un caballo, los movimientos que recibe del mismo provocan en la columna vertebral un estimulo que frena esa híper excitación. La persona que tiene esa sensación de incomodidad o molestia, cuando se sube a un caballo se le rebaja muchísimo. De tal forma que los terapeutas piden trabajar mejor con este tipo de chicos porque digamos que esa ansiedad que tienen se rebaja.”

Mientras tanto, Arriaza preguntó qué valores tiene un animal y qué puede aportarle al ser humano. El veterinario explicó que en el caso de animales grandes, como vacas nos proporcionan productos, como la leche, pero que además, “creo que los animales nos provocan unas emociones. Nos evocan esa sensación de que nos sentimos dentro de ese mismo reino, el reino animal. Nos sentimos parte de ellos”.

Para acabar, el escritor habló un poco de su próximo libro que se publicará en marzo. En esta ocasión habrá un animal que ejercerá un protagonismo importante, un halcón, y el contexto en el que se moverá será “el siglo XV, va a tener un animal de por medio, va a recorrer la historia de la venta de lana y las ovejas, toda la importancia que tuvo la lana en Castilla, saldrán datos curiosos porque son muy sorprendentes por el volumen de dinero que se movía”, contó Giner.

Escrito por Administrador

Administrador