Píldora para empresarios de Javier Campos: Nuestra imagen personal

¡La primera impresión es la que cuenta!

Y es verdad.

También se dice que es más importante “la belleza interior que la exterior”. ¡Bien!, aunque en realidad a la primera que le hacemos caso es a la exterior.

javiercamposEn el mundo de los negocios ocurre lo mismo. Sabemos que la confianza es vital para  nuestras empresas, la generada tanto a clientes cómo a proveedores o bancos. Pero, ¿somos conscientes de que esa confianza es “nuestra belleza interior”?. Si tenemos claro que la primera impresión es la que cuenta y que nos fijamos en “la belleza exterior”, deberemos de cuidar muchísimo nuestra imagen personal para abrir esas dos puertas y dar paso a que conozcan nuestra “belleza interior”; es decir, nos den la oportunidad de ganarnos su confianza.

Imaginaros la siguiente situación:

Bueno, ya sé que va a ser mucho imaginar, pero vamos a intentarlo. Supongamos que tenemos una cantidad indecente de dinero para invertir y nos llama a la puerta dos personas que quieren gestionar nuestro dinero. Cuando abrimos la puerta al primero nos encontramos con una persona bien vestida, aseada y sonriente. Cuando abrimos la puerta al segundo nos encontramos con una personas vestida con harapos, desaliñada y con semblante triste y pedigüeño.

La reacción generalmente ¿cual será?

Pues lo más normal es que a la primera persona la invites a pasar y le des la oportunidad de ganarse tu confianza para que gestione tu dinero. Y a la segunda, seguramente, le des una moneda por caridad y le cierres la puerta en sus narices.

De modo que, seamos conscientes de esto y demos la importancia que realmente tiene el cuidado de nuestra imagen personal porque es la que va a causar la primera impresión. Y recordad:

  • la primera impresión es la que cuenta
  • nunca tendremos la ocasión de volver a causar una primera impresión
  • según sea esa impresión, tendremos la oportunidad de ganarnos la confianza o, simplemente llevarnos una moneda y un portazo en nuestras narices.

Escrito por Javier Campos

Javier Campos

Nací en Almenara, un pueblecito de la costa valenciana, en 1967.

Mis aficiones son muchas, pero si tengo que destacar alguna diría la de vivir y disfrutar de la vida. Según el momento en que me encuentre puede ser leyendo un libro, viajando, practicando deporte, disfrutando de una buena comida, una reunión con los amigos, una buena película en buena compañía, etc…

Estudié Técnico en Administración de Empresas y, a fecha de hoy, todavía no he parado de formarme, aunque lo hago en materias que necesito o me complementan. A la formación empresarial le he sumado otra como el crecimiento personal, marketing, networking y otros temas relacionados con el mundo online.

Inicié mi actividad laboral trabajando para otros empresarios después de una etapa como estudiante y deportista. Durante un tiempo alterné periodos de empleado con periodos de empresario y me estoy dedicando ininterrumpidamente a la actividad empresarial desde el año 2000, adquiriendo experiencia en sectores como el inmobiliario, artículos publicitarios y publicidad y marketing online, entre otros. En la actualidad:

– Formador.
– Networker.

Mi misión empresarial se concentra en ayudar a otros empresarios a mejorar en sus negocios.