Feliz Navidad

Píldora para empresarios de Javier Campos: Felicitación navideña

La Navidad, que época tan entrañable y tan llena de buenos deseos. Como ya comenté en otra píldora, es capaz de conseguir que afloren nuestros mejores deseos pero ¿los transmitimos?

La manera más común de hacerlo por parte de las empresas ha sido mediante la típica postal navideña entregada por el cartero a los clientes y proveedores. Sí, sí, a los proveedores también. Y si no lo has hecho nunca, piensa que tan importantes son para una empresa los clientes cómo los proveedores.

Con la llegada de la tecnología y aplicando la ley del mínimo esfuerzo, intrínseca en la naturaleza humana, esta acción ha evolucionado y ahora se envían tarjetas digitales por email o un escueto texto por whatssap. Además, resulta más barato.

Me considero una persona tecnológica e intento aprovecharla al máximo, pero hace unas cuantas navidades decidí hacer algo diferente para felicitar a mis amigos de la peña a la que pertenezco. Así que, en lugar de el email o el whatssap, compré unas postales de papel, las de Unicef para más datos, y les escribí la felicitación de puño y letra. El resultado fue… espectacular. Recibí una llamada de todos y cada uno de ellos dándome las gracias o diciendo que había sido todo un detalle.

Postal navideñaA todos nos gusta recibir felicitaciones por estas fechas y, aunque damos por bueno la tarjeta digital o el mensajito por whatssap, sigue siendo la postal navideña la que más nos satisface y valoramos. Tal vez porque sentimos que el momento de enviarnos la postal es personal y no comercial.

Si el pequeño detalle que es el formato de la felicitación que enviamos puede provocar ese sentimiento, sería bueno que eligiésemos el correcto según la persona que la va a recibir. Como dice el humorista José Mota a través de uno de sus personajes, “si hay que ir, ¡se va!, pero ir pa ná, es tontería”. Así que felicitemos, pero que se note, porque para que pase desapercibido mejor no lo hacemos.

Que disfrutéis de una estupenda Noche Buena y…

¡Feliz Navidad!

Escrito por Javier Campos

Javier Campos

Nací en Almenara, un pueblecito de la costa valenciana, en 1967.

Mis aficiones son muchas, pero si tengo que destacar alguna diría la de vivir y disfrutar de la vida. Según el momento en que me encuentre puede ser leyendo un libro, viajando, practicando deporte, disfrutando de una buena comida, una reunión con los amigos, una buena película en buena compañía, etc…

Estudié Técnico en Administración de Empresas y, a fecha de hoy, todavía no he parado de formarme, aunque lo hago en materias que necesito o me complementan. A la formación empresarial le he sumado otra como el crecimiento personal, marketing, networking y otros temas relacionados con el mundo online.

Inicié mi actividad laboral trabajando para otros empresarios después de una etapa como estudiante y deportista. Durante un tiempo alterné periodos de empleado con periodos de empresario y me estoy dedicando ininterrumpidamente a la actividad empresarial desde el año 2000, adquiriendo experiencia en sectores como el inmobiliario, artículos publicitarios y publicidad y marketing online, entre otros. En la actualidad:

– Formador.
– Networker.

Mi misión empresarial se concentra en ayudar a otros empresarios a mejorar en sus negocios.